Los individuos diseccionados a continuación conforman el núcleo duro del Frente Humppa. Se trata de sujetos imprevisibles, esquivos, extraños, simpáticos todos ellos pero al mismo tiempo profundamente tarados, cada cual a su manera. Tenga cuidado si se los encuentra por la calle, o en algún guateque humppa.

AVISO: Lo que va a leer puede dañar irremediablemente su cordura e inducirle a un estado mixto de insalubridad mental y risueña indolencia. Lasciate ogni speranza, voi ch'entrate.





Jussi

Se le atribuyen remotos orígenes riojanos, aunque circulan varias leyendas acerca de su nacimiento como resultado del cruce entre un verraco de los bosques y una imponente leoparda. Creció y se fortaleció viviendo en los montes, ajeno a la civilización, hasta que alcanzada una edad razonable tuvo que plegarse a las exigencias de la educación. A pesar de poner mucho de su parte, sus modales toscos nunca le abandonaron, impidiéndole interiorizar numerosas normas de sociedad, como hablar en voz baja, comer con cubiertos o ingerir alimento sin esparcir los restos en varios kilómetros a la redonda.

Se trata con diferencia del espécimen más peludo del clan, cuyas afiladas cerdas sobrepasan con facilidad el medio metro de longitud. Gusta de rebozar su cabello en cerveza, barro o salsa brava y después ir soltando por ahí chorretones de las mencionadas sustancias. Posee la asombrosa habilidad de llegar a cualquier cita con un retraso mínimo de cuarenta y cinco minutos con respecto a la hora convenida. En caso de que por la razón que sea la otra persona se demore igualmente en alcanzar su meta, los potentes sensores intuitivos de Jussi le permiten aminorar la marcha y mantener intacta la distancia temporal prevista. En tiempos recientes se le ha visto frecuentar la universidad, donde sus melenas y el aura de psicoamor que desprenden sus poros atraen a toda una miríada de féminas que le persiguen en su deambular.

A menudo se abreva en tabernas cañises, pero nunca más de la cuenta, so pena de que su rostro resulte de forma transitoria cruelmente desfigurado. Disfruta con la misma sonrisa risueña de un solo de los Judas, un bocadillo de chistorra con pimiento verde frito o un tomazo infumable sobre psicología social. Es, en resumidas cuentas, una criatura amable y por lo general pacífica, hasta que algún pobre calendario se cruce en su camino...





Matti

Hijo ilegítimo de Brian Ferry y ex-campeón de esgrima en modalidad alevín, Matti colgó pronto el florete y una prometedora trayectoria virtuosa para darse a la vida crápula y desenfrenada, auspiciada por el título nobiliario francés que ostenta y que bien le valió el acertado apodo de "Capitán Haddock". A pesar de su desordenada vida nocturna, se licenció finalmente con éxito en la carrera de Historia, durante la cual ya empezó a dar claras manifestaciones sintomáticas de los primeros estadios del Trastorno de Personalidad Disociativo, caracterizado (según el D.S.M. IV-TR) por la existencia en el individuo de dos o más identidades o estados de la personalidad independientes que se alternan entre sí controlando su comportamiento, en el caso de Matti, dichas entidades son el diligente historiador y el libertino ibérico.

Esta patente disociación ha ido degenerando en la psique de Matti, produciendo contaminaciones entre ambas personalidades, llegando a confundirse y nublando por completo su juicio de la realidad, según las declaraciones (*) de sus tutores de máster que relatan cómo el otrora aventajado alumno se persona en horas de docencia pacharán en mano para entregar en actitud desenfadada y desafiante un trabajo trasnochado cuyo proceso de realización ha dependido de la estimulación musical bakala. Este gravísimo enmarañamiento cognitivo progresivo le arroja a una vida de truhanería y autodestrucción en todas las áreas de su funcionamiento individual y social, dándose así a la masiva ingesta de licores, frecuentando los lupanares más infectos de Centroeuropa, estableciendo estrechas relaciones con los proxenetas más buscados a escala nacional y enfrascándose en actividades ludopáticas (apuestas, timbas de mus clandestinas...).

La enajenación mental provoca en él serios estragos en las regiones corticales implicadas en la memoria y la conciencia viso-espacio-temporal (lo que en recientes investigaciones se ha convenido en denominar "Experiencia Mothman" (Ramachandran et al.; 2007), y sitúa en último término al sujeto en un estado tarado de conciencia entre una posición nihilista ("No todo va a ser los mundos de Yupi. El mundo es dolor y exterminio de bosnios", Matti dixit) y los delirios frecuentes de imperialismo y odio inglés, lo que le convierte, en suma, en un individuo altamente peligroso.

Por ende, se recomienda el ingreso de Matti en una prisión psiquiátrica de máxima seguridad para proceder a la lobotomización parcial de las regiones frontales y temporales y comenzar de inmediato con la terapia electroconvulsiva, a fin de descondicionarle de la música italodisco y eurodance tardonoventero al que se ha expuesto de manera exponencial. Aún hay esperanzas por hacer de Matti un sujeto socialmente funcional e integrado.

(*) "Te he estudiado chaval, tienes una vida de puta madre. Te he identificado cuatro hábitats principales: primero, por supuesto, el pasillo; segundo, como no, el bar; tercero, y como consecuencia del segundo hábitat, el baño; y por último, de vez en cuando, alguna clase."
(Ó. C. S. a Matti 10-03-2010)





Kimmo

Kimmo (nombre de soltera: Carmen von Jüden; a.k.a. Ignacio Fernando, Suseño, Muc…..) nace en Madrid un 30 de mayo de 1984 y fallece en Murmansk el 33 de noviembre de 2007. Criado en el seno de su clan, Kimmo descubre a los 7 años sus dos grandes pasiones: el fist fucking anal y los animales (dos pasiones perfectamente complementarias).

A los 13 años ya practica el naturismo e inicia una bonita relación con una bella rata almizclera. Fruto de esta hermosa unión morganática surgirán dos crías llamadas Berta e Hipólito. Ocupado durante varios años al cuidado de su familia, Kimmo acaba por distanciarse de la rata almizclera y se separa de ella definitivamente en 1994.

Poco después y gracias a su tarada inteligencia y dominio de idiomas, Kimmo es nombrado procónsul de Italia en la noble región del Bierzo, pero de natural culo inquieto, no tarda en renunciar a los lujos de su profesión para dedicarse a un nuevo y ambicioso proyecto: Crear un nuevo régimen aparjeit en Bechuanaland al mando de milicias bóers. Mago de la logística, su ofensiva militar fracasa pese a todo y es forzado a exiliarse a Rusia.

Mórbidamente obeso y desalentado, fallece en Murmansk tras una pantagruélica cena de cecina y vodka. Descansa en paz, dulce príncipe...





Jaakko

Hijo del celebérrimo Doctor Henry Jones, Jaakko se sumerge pronto en el mundo de las lenguas, simplemente por el placer de poder pedir cerveza hasta en la mismísima luna de Endor, o de entablar una conversación con Mucs salvajes como quien no quiere la cosa.

Musicalmente politoxicómano, se fue embebiendo de distintas faciés musicales hasta poder llegar a mezclar Los Fruitis con bakalao infame o cantar cual Manolo Escobar música rebelde, siendo el propósito de esto aún oscuro, aunque seguramente con maquiavélicas intenciones.

Viajador incansable, ha ahogado y repartido su hígado por media Europa, durmió en el suelo en Saint Ander, estuvo a punto de viajar en el tiempo (ya que se sobrepasaron las 80 millas/hora) para llegar a tiempo al concierto de Hannover de nuestros amigos los inspiradores de esta página junto al resto de los jinetes ANOcalípticos/HUMPPAlípticos, sobreviviendo siempre a los encontronazos con las fuerzas del orden local y a Paddys aún sobrios.

Su ambición por la recopilación de la sabiduría de sus compañeros de piara acabará por hacer desaparecer el frente, pues sus miembros acabarán siendo ejecutados por el TPI de La Haya, y sus cuerpos sometidos a escarnio público (y con razón).





Randolph

Fecha de nacimiento desconocida, se cree que es descendiente de la unión de Cthulhu y una ameba. Su biografía está llena de incoherencias y claroscuros, pero se sospecha que es una criatura inmemorial que participa con gran profesionalidad y dedicación en las principales matanzas humanas de la historia.

Según el profesor G. A. Wellington, Randolph colaboró en el Putch de la Cervecería (en ella se juntan sus dos grandes pasiones: la cerveza y los proyectos genocidas) pero al poco tiempo abandona a su amante (por entonces un desconocido Adolfo Hitler) por considerarlo demasiado moderado. Randolph emigra entonces a Burkina Faso donde se dedica en cuerpo y tarada alma al secretísimo Project Code 1450 que le proporcionará respeto y riquezas.

Se abre entonces un oscuro periodo en su vida hasta que una mañana de mayo de 1984, paseando por un céntrico hospital madrileño en busca de niños (su plato preferido), Randolph se topa en la maternidad del centro con el neonato Kimmo. Entre los dos surge una inmediata mimetización y desde entonces han sido inseparables...





Frente Humppa 2009-2010